© 2013 MLB Advanced Media, L.P. Derechos Reservados.
PrintImprimir

01/28/13 9:00 PM ET

Cuarteto de peso en Queens

El infield luce como un fuerte de Mets en 2013

NUEVA YORK - Los Mets del 2012 exhibieron debilidades en varias áreas. Su bullpen ocupó el último lugar en las Grandes Ligas, y sus jardineros ni siquiera alcanzaron los números promedio de producción que tuvo la liga. Que el equipo ganó 74 juegos a pesar de esas debilidades se debió en gran parte a la rotación, la cual brilló por casi todo el verano.

Pero el infield de los Mets también lució, y necesitará seguir así si el club de Queens desea competir en el Este de la Liga Nacional en 2013.

Como el segunda base Daniel Murphy lo expuso a principios de este mes, "David Wright fue probablemente el mejor tercera base de Grandes Ligas. Ike Davis jugó cuatro meses de la temporada y aun así se voló la barda en 32 ocasiones y quedó cerca de las 100 carreras producidas.

"Me gusta mucho el núcleo que tenemos en el infield".

Ese núcleo comienza con Wright, todavía uno de los antesalistas más brillantes del béisbol a sus 30 años de edad. Aunque su forma física está cerca de dejar de ser la óptima, no existe evidencia de que sufrirá un declive en el corto plazo. Es por eso que los Mets esperan una producción muy similar a los números de .306/.391/.492 que tuvo al final de la temporada pasada, con 21 cuadrangulares y 93 carreras producidas.

También buscarán más consistencia por parte de Wright, quien firmó un contrato por ocho años y $138 millones durante la temporada baja. Aunque sus números totales fueron bien sólidos, era candidato al trofeo de Jugador Más Valioso por la Liga Nacional en la primera mitad de la temporada antes de tener una línea ofensiva de .247/.320/.368 del 24 de julio hasta el final de la campaña regular. Su porcentaje de embasarse más slugging (OPS) de .688 en ese periodo fue el peor para cualquier tercera base de la Liga Nacional con al menos 200 turnos al bate.

"Para mí, es la ley de los promedios", dijo Wright en septiembre. "Es extremadamente difícil batear para .300, y casi imposible batear para .350. En algún punto, sabes que esos batazos en línea van a ser atrapados y vas a caer en pequeños baches ofensivos, y eso me sucedió a mí".

Por lo menos esta temporada, los Mets no le estarán pidiendo a Wright que aporte toda la cuota de poder. Las expectativas serán mayores sobre Davis, cuya sequía ofensiva durante la primera mitad se convirtió en una de las mejores segundas mitades de todo el béisbol.

Definitivamente fue una escena extraña para observar, Davis constantemente se molestaba consigo mismo por su bajo promedio de bateo a pesar de una sólida producción general. De hecho, su promedio de bateo cerró la temporada al alza, registrando un OPS de .913 con 27 jonrones del 9 de junio hasta octubre. Los únicos ligamayoristas que lo superaron fueron Ryan Braun y el venezolano Miguel Cabrera, dos de los mejores bateadores de su generación.

Entonces, los Mets esperan una vez más que Davis aporte 30 o más cuadrangulares, junto a un promedio de bateo mayor al de .227 que tuvo en 2012. Considerando que Davis -en su cuarta temporada en G.L.- arrancará los entrenamientos primaverales en plena salud por primera vez desde el 2011, cree que lo puede hacer.

"Ya no estoy preocupado por si mi tobillo va a aguantar o me dará problemas", dijo Davis recientemente. "Perdí el ritmo del juego porque estuve inactivo por mucho tiempo, y este año será diferente simplemente porque estoy sano, y llegaré con más energía y probablemente más fuerte que el año pasado".

Si lo logra, y si Wright se mantiene como uno de los mejores toleteros del juego, el resto del infield sólo deberá mantener su nivel. Murphy mostró una mejoría en sus habilidades defensivas junto su bateo de contacto que siempre lo ha caracterizado. Por primera vez, Murphy arrancará los entrenamientos sin presión para ganarse un puesto.

"Es algo bueno", dijo Murphy. "Creo que los entrenamientos primaverales no necesariamente serán relajados, pero esperemos que el enfoque sea un poco más de madurez, tratar de asegurarme que estoy listo para septiembre".

Redondeando el infield está el shortstop panameño Rubén Tejada, quien prometió reportarse a la Florida temprano luego de no hacerlo y decepcionar al manager Terry Collins el año pasado. Es fácil olvidar que Tejada, quien aportó una defensa promedio la temporada pasada pero careció de poder ofensivo, apenas tiene 23 años de edad.

Hay tiempo para desarrollarse; a los Mets les encantaría ver a Tejada florecer y convertirse en un guante sólido capaz de conectar un poco más de jonrones. Pero al menos se conformarían con verlo mejorar el promedio de embasarse que tuvo el año pasado de .333, una marca modesta si consideramos que tuvo un promedio de bateo relativamente alto de .289.

Este artículo no estuvo sujeto a la aprobación del Major League Baseball ni sus equipos.


losmets.com