© 2012 MLB Advanced Media, L.P. Derechos Reservados.
PrintImprimir

08/06/12 2:53 PM ET

Cada vez más pulido

Rubén Tejada madura a pasos agigantados en los Mets

Rubén Tejada nunca será José Reyes, a quien sustituyó como torpedero de los Mets. Pero el panameño sí sabe entrenar como el dominicano, su ex mentor en el equipo de Queens.

En vez de pasarse el invierno entero en Panamá este año, como lo hizo el año pasado, Tejada tiene previsto entrenar en la temporada baja en el Long Island Sports Complex, donde Reyes hizo lo propio en los últimos años con los Mets. Luego hará un viaje breve a Panamá para verse con sus familiares y amigos, antes de presentarse en los entrenamientos de primavera en Port St. Lucie, Florida.

Ese plan se puede considerar como el ajuste más reciente de jugador que sólo necesita una vez para aprender bien las lecciones.

"Así es él", dijo el manager de los Mets, Terry Collins, acerca de Tejada, quien el año pasado fue criticado por no ir temprano a las instalaciones de los Mets en febrero. "Es esa clase de muchacho. Hace los ajustes y los hace rápido."

Tejada estará bajo la lupa esta semana, ya que los Marlins estarán de visita en el Citi Field para medirse a los Mets desde el martes. Reyes llegará con una tremenda racha de 24 juegos seguidos bateando de hit, pero de su parte Tejada ha conectado indiscutible en 11 partidos consecutivos.

En cuanto al panameño se refiere, es el último éxito de una temporada positiva en el plato. Tejada batea .380 durante su cadena de juegos con hit y .355 desde que volvió de la lista de lesionados a fines de junio.

Aunque Tejada nunca igualará el poder ni la velocidad de Reyes, quien es un pelotero de las cinco herramientas, los Mets han dejado en claro que ni esperan ni quieran que el istmeño trate de ser como el quisqueyano. Al fin y al cabo, los paracortos con sólida defensa y promedio por encima de .300 son piezas bien cotizadas en el béisbol.

Collins cree que Tejada se mete en problemas cuando trata de emular a Reyes. Termina corriendo sin cuidado en las bases o trata de dar jonrones al bate. Pero esas instancias son cada vez más raras.

"Lo que he visto este año, y lo que escuchaba antes de llegar a la organización, es que tenía una madurez más allá de su edad", dijo Collins, quien antes de convertirse en manager de los Mets en el 2011 se pasó un año con el equipo como coordinador de liga menor. "Estamos viendo eso más ahora que el año pasado, porque está en el lineup todos los días. Ves los ajustes rápidos que hace todos los días."

Muchas veces son cosas fáciles de arreglar, ajustes mecánicos que han ayudado a Tejada a batear .321 con 37 anotadas en 64 partidos. Cuando el joven de 22 años dio su primer jonrón de la campaña el miércoles en San Francisco, Collins se preocupó de que el panameño pudiera alargar su swing, como le había sucedido a nivel de liga menor. Pero Tejada no cambió nada.

En otras ocasiones, son ajustes más complicados. Por ejemplo, en el invierno del 2011-12 el torpedero aumentó casi 10 libras, con la intención de convertir algunos de sus sencillos en extrabases. Dicha estrategia ha funcionado, ya que Tejada tiene ahora 16 dobles, más que su total del 2011.

La próxima meta para el istmeño es aumentar la velocidad en los pies y afinar sus instintos en el corrido de bases, para convertirse en una mayor amenaza de robo. Tejada no tiene la aceleración ni la velocidad de Reyes, pero se presentará a los entrenamientos del 2013 con el objetivo de mejorar las cosas pequeñas para reforzar su juego.

"No es que vaya a ser más veloz, sino que esas 12 o 15 pulgadas extras, más una mayor rapidez con ese primer paso, le ayudarán a robarse más bases", afirmó Collins.

"Tengo que trabajar en eso", reconoció Tejada. "Es parte de mi juego, así que tengo que trabajar en eso."

Lo que no se dice mucho, por supuesto, es que Tejada ha hecho todos estos ajustes al mismo tiempo que juega una gran defensa, algo que los Mets sabían que tenía todo el tiempo.

"Sabíamos que defensivamente iba a estar bien", dijo Collins. "Pero no esperábamos lo que ha hecho ofensivamente. Jugando todos los días, embasándose como primer bate-de verdad no tenía la expectativa al principio de la temporada de que fuera nuestro primer bate. Y ha hecho tremendo trabajo."

Tejada sigue en comunicación con Reyes, quien aún tiene uan casa en Long Island y posiblemente se pase parte del tiempo del invierno allí en el 2012-13. La lección más importante que el dominicano le impartió al panameño fue, según el mismo Tejada, que "cada día es un nuevo día". Los errores quedan en el pasado. Lo importante es hacer los ajustes.

Precisamente es eso el fuerte de Tejada.

De su parte, Reyes también se ha acomodado en Miami, bateando tercero en el lineup de los tambaleantes Marlins. Después de iniciar la campaña con promedio de .205 en sus primeros 20 juegos, sin jonrones y cuatro robos en siete intentos, el quisqueyano ha bateado .306 desde entonces con siete cuadrangulares y 23 bases robadas en 26 intentos. Durante su racha de bateo lleva promedio de .371.

Y lo ha hecho ante lesiones de Giancarlo Stanton y el dominicano Emilio Bonifacio, además de los cambios del quisqueyano Hanley Ramírez y Gaby Sánchez-cuatro de los bateadores señalados para protegerlo en la alineación de Miami en el 2012.

"Ese equipo es de él ahora", expresó Collins. "Es él quien lo impulsa."

Los torpederos tienen esa tendencia.

Este artículo no estuvo sujeto a la aprobación del Major League Baseball ni sus equipos.


losmets.com