Marco Gonzales.

DENVER, Colorado -- Marco Gonzales creció siendo aficionado de los Rockies de Colorado, incluso lanzó en el Coors Field en un par de ocasiones en su carrera en secundaria.

Quizá resulta más que adecuado que el zurdo de los Cardenales de San Luis debute en Grandes Ligas en un entorno familiar el miércoles.

Su padre, Frank Gonzales viajará a Denver para la ocasión, tomándose un respiro de sus labores como entrenador de lanzadores para la sucursal de los Rockies en ligas menores, los Dust Devils de Tri-City.

"Es extraño estar ahí, sentado aquí en este dugout", dijo Gonzales justo antes de su primera apertura, que será ante el equipo de su ciudad natal.

Respecto a todas las peticiones de boletos, bueno, ha dejado que su madre se haga cargo de eso a fin de enfocarse en su labor como lanzador. Sin embargo, prevé una buena asistencia, dado que la familia y sus amigos no tienen que viajar mucho porque Fort Collins se encuentra a sólo 96,56 kilómetros (60 millas) al norte de Denver.

Gonzales guió a la escuela Rocky Mountain High School a cuatro títulos estatales consecutivos.

"Espero que haya convertido a algunos habitantes de Fort Collins en aficionados de los Cardenales repentinamente", dijo Gonzales, elegido en primera ronda por San Luis la campaña pasada. "Algunos están molestos por tener que estar en contra de los Rockies".

Los Cardenales mandaron llamar a Gonzales, de 22 años, del equipo de Springfield de categoría Doble-A por necesidad, ya que Michael Wacha (reacción al estrés en hombro derecho) y el zurdo mexicano Jaime García (inflamación de hombro izquierdo) fueron colocados el miércoles en la lista de peloteros inhabilitados por 15 días debido a lesión. Gonzales tenía foja de 3-2 con efectividad de 2.33 por Springfield.

Gonzales tiene una bola rápida engañosa y un endiablado cambio de velocidad --lanzamientos que le funcionaron en ascenso cuando era chico.

"Muchos jugadores vienen aquí (a Colorado) sin saber qué esperar", dijo el manager de los Cardenales Mike Matheny. "Pero esto es algo con lo que creció".

Mientras crecía, los jugadores de los Rockies favoritos de Gonzales eran el venezolano Andrés Galarraga y Matt Holliday, que ahora es su compañero de equipo en San Luis.

El manager de los Rockies Walt Weiss también guarda algunos recuerdos sobre Gonzales. Como la vez que Gonzales pegó un cuadrangular de tres carreras en un juego de playoffs cuando Weiss era entrenador del equipo de la secundaria donde estudiaba su hijo.

"Un lanzador y bateador de secundaria fenomenal", sostuvo Weiss. "Pensé que él se mantendría a nivel universidad y profesional como bateador. Así de bueno es".

¿Aún tiene esa potencia?

"No, porque no tengo un bate de metal en la mano", bromeó Gonzáles, que fue elegido por Colorado en la 29na ronda en 2010, pero jugó en Gonzaga. "Me encanta abanicar".

"Estoy tratando de enfocarme en lanzar, pero en alguna parte de mi mente también estoy muy emocionado sobre eso".