Los Azulejos han tronado al bate para subir a la cima del Este. (AP)

TORONTO - Kevin Seitzer ha sido coach de bateo a nivel de Grandes Ligas en tres organizaciones diferentes desde el 2006. Los Azulejos del 2014 podrían ser el equipo más talentoso con el que ha trabajado.

"Este grupo es uno de los mejores que he tenido, y cuidado si el mejor", dijo Seitzer, "con puro talento y bateadores probados que llevan mucho tiempo (en el juego). (Los dominicanos José) Bautista, Eddy (Encarnación) y José Reyes…tienen un historial de haber rendido, año tras año".

La ofensiva ha sido un fuerte notable de Toronto este año, aunque Seitzer-quien estuvo como coach de bateo del 2009 al 2012 con los Reales-no quiere asumir el crédito del éxito de sus bateadores. Según el instructor, sólo ayuda con ajustes menores cuando es necesario y, mayormente, deja que el jugador haga lo suyo.

Sea lo que sea que estén haciendo los Azulejos últimamente, está funcionando. Los bates de Toronto han estado encendidos en mayo. El equipo canadiense encabeza las Grandes Ligas con 38 jonrones en este mes, además de liderar la Liga Americana desde el 27 de abril en carreras anotadas (137), cuadrangulares (41), slugging (.479), extrabases (107) y OPS (.809). Además, Toronto es el único equipo del Este de la Liga Americana con un diferencial de carreras positivo (+23).

Los Azulejos han contado con aportes de todo el lineup, pero jugadores como los quisqueyanos Juan Francisco y Encarnación se han encendido de verdad en mayo para llevar a nuevas alturas la ofensiva del club. Francisco lleva ocho jonrones en mayo, mientras que Encarnación tiene 12 en mayo luego de disparar apenas dos en abril.

Aunque otras figuras como Adam Lind y el dominicano Melky Cabrera completan una alineación sólida de Toronto, según Seitzer, el equipo es capaz de mejorar aun más.

Seitzer señala a Brett Lawrie como un pelotero joven cuya ofensiva sigue siendo una obra en progreso.

"Está lleno de talento", dijo Seitzer acerca de Lawrie. "Es joven todavía, con 23 años. Sigue aprendiendo el pitcheo contrario y haciendo ajustes durante una temporada de Grandes Ligas, y ha avanzado bien.

"Entonces, aunque sus números no están donde él quiere que estén ni donde nosotros queremos que estén, me quito el sombrero ante la calidad de los turnos que está realizando. Sobre todo por la forma en que empezó, ha estado fenomenal".