Andre Dawson y Hideki Matsui. (STEVE JACOBS/AP)

COOPERSTOWN, Nueva York - La lluvia esperó lo suficiente el sábado para permitir que algunas de las figuras más legendarias del béisbol deleitaran a más de 6,000 fanáticos en el Doubleday Field de Cooperstown en el sexto Clasíco del Salón de la Fama.

El juego comenzó como un duelo de lanzadores, pero no demoró en convertirse en un despliegue de poder, cortesía de los ex ligamayoristas Hideki Matsui, el boricua Iván Rodríguez, el cubano Luis González y Jack Wilson, quienes se volaron la cerca.

Un aguacero le puso fin prematuramente al partido, momentos después de que Rodríguez empatara el marcador a cuatro carreras por bando con un jonrón de dos carreras. El empate preservó el invicto del Salón de la Fama Phil Niekro en el Clásico del Salón de la Fama. Niekro, quien ha sido el capataz ganador en cada uno de los Clásicos anteriores, dirigió a la escuadra de la Liga Americana, mientras que otro Salón de la Fama, Ozzie Smith, fungió como piloto por la Liga Nacional.

Los Salones de la Fama Rollie Fingers, el boricua Roberto Alomar, Andrew Dawson y Eddie Murray participaron en calidad de coaches.

En cuanto a los jugadores se refiere, en el juego participaron un ex ligamayorista de cada uno de los 30 equipos de Grandes Ligas. Entre los presente estuvieron ex Jugadores Más Valiosos, ganadores del Premio Cy Young y hasta un miembro del club de los 600 jonrones, Jim Thome.

Sorprendentemente, Thome no ganó el Festival de Jonrones que se realizó antes del partido. Ese honor fue para el ex infielder de Grandes Ligas, Alex González, quien sonó 137 cuadrangulares como ligamayorista desde 1994 al 2006.

"Pensé que Jim Thome iba a ser el favorito", dijo González. "Él o Mike Sweeney. Tienen un swing natural para los jonrones, cuando entran en ritmo y no se les puede detener. Es magnífico que el Salón de la Fama organice este tipo de actividad".

Además de las figuras ya mencionadas, también dijeron presentes el dominicano Pedro Martínez, ganador de tres Premios Cy Young, y Steve Garvey, quien fue convocado a 10 Juegos de Estrellas.