José Altuve. (AP)

SEATTLE - Ha sido una sólida primera parte de la temporada para el segunda base de los Astros, José Altuve, quien como primer bateador del juego el jueves conectó cuadrangular ante el mismo primer pitcheo del encuentro, salido de la mano del cubano Roenis Elías.

Además, el venezolano lleva 83 partidos consecutivos sin cometer un error defensivo en la intermedia, un récord de la franquicia para la segunda almohadilla. Según el Elias Sports Bureau, la marca anterior de Houston para dicha posición la tenía el dominicano Rafael Landestoy, quien en 1980 jugó 80 partidos seguidos sin pifia.

El último ligamayorista con una racha más larga fue Darwin Barney, quien no cometió error alguno en 141 choques al hilo rumbo a un Guante de Oro en el 2012.

"(Altuve) realmente se ha comprometido con la meta de ser el mejor pelotero que pueda", dijo el manager de los Astros, Bo Porter. "Continuaré diciendo lo siguiente: Está jugando el mejor béisbol de su carrera.

"Cuando haces un esfuerzo consciente como el que él hizo desde el final de la temporada pasada y durante todo el invierno, y ves cómo se vio al llegar a los entrenamientos-perdió 10 libras y de verdad se puso en forma y cambió su dieta. Cuando pones la clase de esfuerzo que él puso, es bueno ver a alguien premiado por ese tipo de trabajo.

"No podría estar más orgulloso de José por los éxitos que está disfrutando", continuó el piloto. "Es un ejemplo para los otros jugadores, de lo que puede pasar cuando te comprometes (con la meta)".

Lo que hace aun más impresionante la racha de Altuve es el hecho de que muchas veces está colocado en lugares del cuadro interior poco usuales para los intermedistas, debido al uso extensivo de cambios de posicionamiento de sus infielders de parte de los Astros.

"Aun cuando está jugando casi en el jardín derecho o en otro lugar que no sea el tradicional para un segunda base, está haciendo un gran trabajo a la hora de hacer los ajustes", afirmó Porter.

Altuve llegó al viernes con promedio de bateo de .310, porcentaje de embasarse de .352 y slugging de .433. Lleva 15 dobles y encabeza la Liga Americana con 16 bases robadas en 19 intentos.