HOUSTON -- Derek Jeter recibió un par de botas vaqueras con las franjas de los Yankees, un enorme sombrero vaquero y un juego de bastones de golf mientras los Astros de Houston realizaron la primera de la que seguramente serán muchas ceremonias en homenaje a la estrella de Nueva York.

Jeter, 13 veces invitado al Juego de Estrellas y que ayudó a Nueva York a conseguir cinco campeonatos de Serie Mundial, anunció en febrero que se retiraría luego de su vigésima campaña en Grandes Ligas.

El capitán de los Yankees fue homenajeado en una ceremonia el miércoles por la noche previo al juego. En el homenaje estuvieron sus ex compañeros Roger Clemens y Andy Pettitte.

Clemens le regaló unas botas hechas a la medida con el logo de los Yankees y su número 2. El dueño de los Astros Jim Crane le obsequió un viaje al Floridian golf club del cual es dueño en Palm City, Florida, junto con un juego de bastones y lecciones privadas.

La ceremonia sin duda es algo con lo que Jeter tendrá que lidiar en cada ciudad, incluso cuando altere sus rutinas, como lo señaló Pettitte.

"Probablemente estamos alterando un poco su rutina", dijo. "Es algo que tiene que hacer. Ha sido demasiado buen jugador, demasiado buen embajador del deporte como para no permitirse ser honrado por los aficionados en cada ciudad que visite. Sin duda se lo merece".