NUEVA YORK - El gremio de peloteros y las Grandes Ligas podrían alcanzar en los próximos días un nuevo reglamento antidopaje que redoblaría las sanciones por una primera infracción por consumo de esteroides y reduciría las suspensiones por algunos controles positivos causados por uso sin intención, informaron fuentes al tanto de las negociaciones.

El nuevo reglamento también eliminaría el resquicio legal que permite a Alex Rodríguez devengar casi 4 millones de dólares durante la suspensión que purgará durante toda la temporada de 2014. Las fuentes hablaron con The Associated Press a condición de no ser identificadas debido a que las negociaciones siguen en marcha.

Las partes esperan alcanzar un acuerdo antes del domingo, cuando la campaña regular en Norteamérica se pondrá en marcha con el partido de los Dodgers de Los Ángeles como visitantes ante los Padres de San Diego.

Aunque aún no se ha determinado cuál será la amplitud de las sanciones, las partes se plantean una suspensión de 100 juegos por una primera infracción y una temporada completa para la segunda, informó una de las fuentes.

"Será un elemento disuasivo significativo porque los jugadores sabrán que no será tan expedito volver a una alineación", dijo Travis Tygart, el director ejecutivo de la Agencia Antidopaje de Estados Unidos en una entrevista telefonica el martes. "Es quizás el reglamento más estricto en el deporte profesional".

En caso de consumo no intencional, la sanción por una primera infracción sería reducida a la mitad, quedando en 25 juegos.

El tema de los positivos provocado por uso inadvertido fue un factor en las negociaciones.

Freddy Galvis, el infielder venezolano de los Filis, fue suspendido 50 juegos en junio de 2012 al detectársele el metabolito de clostebol, que según luego justificó, es un ingrediente de una crema para los pies que usaba.

Además, el relevista dominicano Guillermo Mota, entonces con los Gigantes, fue suspendido 100 juegos en mayo de 2012 tras ingerir un jarabe para la tos con clembuterol.

Muchos jugadores han pedido sanciones más severas a modo de generar un efecto disuasorio.

El relevista Brad Ziegler, de los Diamondbacks, reaccionó indignado cuando el dominicano Jhonny Peralta, quien purgó una suspensión de 50 juegos, firmó en noviembre un contrato de 53 millones de dólares y cuatro años con San Luis.

"Creíamos que 50 juegos sería un disuasivo. Es obvio que no. Así que estamos trabajando en ello otra vez", escribió Ziegler en su cuenta de Twitter. "Hay recompensa si haces trampa... Gracias, dueños, por fomentar el consumo".