PORT ST. LUCIE, Florida -- Cuando Miguel Cabrera se presentó al plato para su segundo turno, un fanático de los Tigres de Detroit pegó un grito: "¡Sácala Miggy!".

El Jugador Más Valioso de la Liga Americana en las últimas dos temporadas respondió afirmativamente al deseo del aficionado, pescando un recta de Daisuke Matsuzaka hacia lo profundo del jardín central. Detroit, sin embargo, perdió el martes por 5-4 ante los Mets de Nueva York en el juego de pretemporada.

"Hizo buenos pitcheos, pero pude trabajar la cuenta a 3-1 y luego le pude hacer buen contacto", declaró astro venezolano, que se fue de 3-1 con dos remolcadas.

El jardinero central Juan Lagares ni se inmutó en darle persecución a la pelota.

"Por un momento creí que rebotaría contra el muro, pero siguió tomando vuelo", comentó el dominicano. "Seguía tomando vuelo. Eso no se ve todos los días. Es impresionante lo que hace. Le dio con todo a ese pitcheo".