Albert Pujols. (Norm Hall/Getty Images)

PEORIA, Arizona - En el 2006, su participación en el Clásico Mundial de Béisbol y un breve episodio de facitis plantar limitaron a Albert Pujols a 10 juegos de pretemporada, pero terminó la campaña regular con 49 jonrones. En el 2012, el dominicano tuvo un OPS (porcentaje de embasarse más slugging) de 1.287 en la Liga del Cactus, pero en la temporada regular no conectó su primer cuadrangular como miembro de los Angelinos sino hasta el 28vo compromiso del año.

Para los veteranos establecidos que tienen puestos garantizados en los rosters de Grandes Ligas, los entrenamientos son para preparar el cuerpo para la campaña. Los números son irrelevantes. Ese es el caso de Pujols, quien está trabajando para volver a la Gran Carpa después de quedar fuera de acción en julio del año pasado debido a una facitis plantar en el pie izquierdo.

"Estoy bastante contento en comparación con el año pasado, cuando para la segunda semana de los entrenamientos ya tenía dolores en el pie," manifestó Pujols. "Estaba bien frustrado. Por lo tanto, estoy bien emocionado y contento ahora de estar jugando en la primera base y con la forma en que me estoy moviendo".

Pujols fungíó como bateador designado en 65 de los 99 compromisos que disputó en el 2013, pero insiste en que se considera un inicialista.

"Si estoy en salud, voy a jugar en la primera base", manifestó Pujols. "Probablemente jugaré como bateador designado de vez en cuando, pero en general, mi expectativa es estar en la inicial".

El calendario le permitiría a Pujols ajustarse gradualmente a la primera base. Los Angelinos tienen seis jueves libres consecutivos al principio de la temporada y para a mediados de mayo habrán disputado cinco compromisos en estadios de la Liga Nacional.

"Vamos a seguir monitoreándolo", dijo el capataz de los Angelinos, Mike Scioscia. "No simplemente lo vamos a poner ahí y ponerlo en riesgo. El lo entiende lo suficiente como para no ponerse en esa posición. No sé si sorprendidos es la palabra correcta, pero estamos muy satisfechos de que ha demostrado una defensa calibre Guante de Oro (en los entrenamientos)".

Tras conectar apenas un sencillo en sus primeros 15 turnos al bate en la Liga del Cactus, Pujols poco a poco está recuperando su timing.

"Me siento mejor que en las primeras semanas", dijo Pujols, quien llegó al sábado bateando para .240 con seis hits en sus primeros 10 partidos en la Liga del Cactus. "Hay que recordar que me perdí 300 turnos al bate el año pasado. Nunca he pasado tanto tiempo sin ver pitcheo en vivo. Se trata de la primera vez en mi carrera de 13 o 14 años. Pero me siento mejor. Parece que la primera semana estaba un poco incómodo, pero comencé a ver mejor la bola y a tener mejores turnos al bate y a ver lanzamientos".

El pie izquierdo de Pujols está completamente sano, al igual que la rodilla derecha, la cual se hinchaba a cada rato el año pasado mientras el quisqueyano se recuperaba de una cirugía. Pero Pujols ya tiene 34 años de edad e incluyendo los playoffs ha disputado más de 2,000 juegos de Grandes Ligas. No está claro cuántos de esos partidos el veterano disputó estando adolorido.

Al preguntársele si ya es el mismo de antes a la hora de correr, Pujols respondió, "En verdad, no. No del todo. Creo que en las próximas dos semanas aquí, a medida que corra en las bases y fortalezca mis piernas, va a mejorar. Me siento bien. Pero obviamente, entre más me embase, mejor será para mí".