Jeter ha guiado a los Yankees a cinco títulos de la Serie Mundial y a siete banderines de la Liga Americana en 19 campañas.

NUEVA YORK -- Uno a uno, Derek Jeter los vio partir. Eran sus hermanos con la franela a rayas, la pandilla que conquistaba títulos.

El boricua Bernie Williams fue el primero en marcharse. Luego, otro puertorriqueño, Jorge Posada, el mejor amigo de Jeter. El panameño Mariano Rivera y Andy Pettitte dijeron adiós juntos, hace apenas un par de meses.

Y ahora, el último eslabón de la última era dominante de los Yankees ha anunciado su retiro.

El miércoles, cuando el capitán reveló que la de 2014 sería su última campaña, quedó marcada la fecha en que concluirá una era no sólo para la franquicia más laureada del béisbol, sino para todas las Grandes Ligas.

Jeter y varios compañeros, desde Jimmy Key hasta Alex Rodríguez, conformaron una generación de éxito sostenido: casi dos décadas de triunfos por parte de un grupo especial de peloteros.

Quizás no vuelva a verse semejante combinación en deporte alguno.

"Ha sido un honor increíble ocupar un asiento de la primera fila para ver a uno de los grandes jugadores de todos los tiempos", dijo el gerente general de los Yankees, Brian Cashman, en un comunicado. "Derek ha sido un ganador a cada paso por este camino".

Jeter ha guiado a los Yankees a cinco títulos de la Serie Mundial y a siete gallardetes de la Liga Americana en 19 campañas. Nueva York ganó cuatro campeonatos en cinco años, entre 1996 y 2000 --los últimos tres en fila--, para ser la dinastía más reciente en el béisbol.

Ésos son seguramente los números favoritos de Jeter, quien seguro tendrá también recuerdos predilectos, sobre sus compañeros.

Todos eran jóvenes entonces, y trataban de construir un legado que terminó incluyendo 17 apariciones en los playoffs durante 18 años.

"Ahora es momento de pasar al siguiente capítulo", escribió Jeter al anunciar su decisión mediante una larga carta en su perfil de Facebook.

Joe Girardi era el receptor en aquel equipo de 1996, el que puso fin a una sequía de 18 años sin título en el Bronx. Ahora, es manager de los Yankees.

Y todavía, Jeter, de 39 años, se prepara para una campaña como torpedero, después de que las lesiones limitaron su desempeño en 2013.

"Es sin duda uno de los mejores Yankees de la historia", opinó Hal Steinbrenner, el socio administrativo del club. "Significó mucho para los fanáticos, para la organización, para mi padre y para nuestra familia. Estoy agradecido por tener este año para celebrar todo lo que él nos ha aportado y las grandes cosas que todavía está por lograr".