Nelson Cruz.

Si estás pensando que el dominicano Nelson Cruz va a terminar en los Marineros de Seattle, no estás solo. Son muchos que tienen la misma idea. De hecho, es un "matrimonio" que tiene tanto sentido que sorprende que la firma no se haya hecho ya.

A esta altura, ese es el pronóstico. Los Marineros ya han tenido un excelente invierno. Al fichar al jugador de más cartel disponible en el mercado-el dominicano Robinson Canó-Seattle ha captado la atención de todos.

De cualquier manera, la presencia de Canó no posicionó al equipo como contendiente en la Liga Americana. La adquisición de Logan Morrison y de Corey Hart ayudó en ese sentido.

De repente, existe una vibra diferente ahora en el club que terminó en el lugar número 22 de Grandes Ligas en carreras anotadas en el 2013. Sin embargo, es difícil que los Marineros puedan superar a los Atléticos, Rangers y Angelinos en el Oeste de la Americana con el roster que tienen ahora.

Por eso ha habido pláticas acerca de un canje con los Rays por David Price. Y aunque su lineup ha mejorado, la presencia de Cruz elevaría el nivel aun más.

Seattle no niega la versión de que todavía busca sumar más piezas para su equipo y que podría quedarle un movimiento de impacto más en esta temporada muerta.

Cruz probablemente no reciba la oferta de cinco años y US$75 millones que supuestamente busca. Pero podría igualar la de cuatro años y US$60 millones que recibió Curtis Granderson de los Mets. En un época difícil para encontrar pitcheo abridor y jonroneros, Cruz es un bien probado.

A pesar de cumplir una suspensión de 50 juegos por su vínculo con la Clínica Biogénesis la temporada pasada, Cruz viene de conectar 27 cuadrangulares en 413 turnos al bate por los Rangers. En sus últimas cinco campañas, el quisqueyano ha promediado 27 jonrones y OPS (porcentaje de embasarse más slugging) de .842.

Esos son más vuelacercas por temporada que Joey Votto y Josh Hamilton. Lo negativo es que Cruz tiene 33 años, pero para un equipo que busca enviar un mensaje contundente en el 2014, Cruz podría ser una adquisición astuta.

Otro elemento bueno de una posible firma de Cruz sería que los Marineros no tendrían que ceder nada de su núcleo joven, sobre todo el prospecto de lujo Taijuan Walker.

El gerente general de Seattle, Jack Zduriencik, está interesado en adquirir los servicios de Cruz desde el inicio del período de la agencia libre-aun antes de saber si tenía posibilidades de firmar a Canó. Ahora Cruz podría ser la pieza para completar el rompecabezas.

Para Cruz, los Marineros representarían la oportunidad de tener la seguridad económica que desea y de ser parte de un equipo en ascenso.

A esta altura del invierno, pasan dos cosas. Primero, algunos de los equipos que más gastan-Yankees, Dodgers, Medias Rojas-ya no están buscando las firmas de alto perfil. Del otro lado, mientras más un jugador está en el mercado libre, más posibilidades existen de que un club "sorpresa" llegue a hacerle una oferta.

Eso ocurrió hace dos años con Prince Fielder y los Tigres. Hace un año los Cerveceros lo hicieron con Kyle Lohse. Para un pelotero del calibre de Cruz, debe de haber una buena cantidad de equipos interesados.

Los Orioles se han mencionado como posible destino de dominicano. Los Rangers podrían involucrarse si Cruz reduce lo que pide.

Hasta los Reales, que no parecen tener dónde ponerlo a jugar, podrían ser parte de la conversación en caso de canjear a Billy Butler. En un momento parecía que Butler podía terminar en los Marineros vía cambio.

Algo que hemos aprendido acerca de la agencia libre es que no deberíamos sorprendernos por nada. Por lo menos 12 equipos podrían tratar de firmar a Cruz. Ninguno tendría más sentido que los Marineros.