Fredi González. (Phelan M. Ebenhack/AP)

LAKE BUENA VISTA, Florida - Fredi González vio esta semana que su mentor en el béisbol, Bobby Cox, fue elegido al Salón de la Fama. Al igual que Cox, el manager cubano ha llevado a los Bravos a postemporadas consecutivas.

Para que los éxitos de Atlanta continúen y González pueda pretender siquiera acercarse a lo que logró Cox, el equipo tendrá que seguir adelante sin la presencia de dos veteranos clave de los últimos años: El receptor Brian McCann (firmado por los Yankees) y el derecho Tim Hudson (fichado por los Gigantes).

"Cada año hemos perdido a un jugador clave", dijo González sobre el particular. "Fue Chipper Jones el año pasado, pero llegó Chris Johnson e hizo tremendo trabajo".

Efectivamente, en la tercera base Johnson, quien arribó a Atlanta como el "otro" jugador junto a Justin Upton en el cambio de hace un año con los Diamondbacks, rindió en grande en sustitución del retirado Jones al batear .321 con 34 dobles y OPS (porcentaje de embasarse más slugging) de .816.

Jones era el Bravo mayor, por supuesto. Pero quedaban McCann y Hudson como líderes para la edición de Atlanta del 2013. ¿Quién cumplirá ese rol a partir del próximo año?

"Creo que siempre hay otro muchacho (en fila) para tomar esa responsabilidad de líder", indicó González, quien lleva récord de 279-207 en tres temporadas al frente de los Bravos. "Para mí tenemos como candidatos a Jason Heyward, Freddie Freeman y (Craig) Kimbrel en el bullpen que pueden hacer ese trabajo".

Viniendo de ganar 96 juegos y llevarse el Este de la Liga Nacional, Atlanta no sólo necesita que alguien asuma el liderazgo ante la partida de McCann y Hudson, sino también que se llene el vacío en cuanto a puro rendimiento se refiere.

OPCIONES EN LA RECEPTORÍA: ¿BETHANCOURT?
Detrás del plato, el titular oficial ahora es Evan Gattis, quien sorprendió a muchos con su buen bateo este año. Sin embargo, será una enorme tarea para un joven que superó bastantes obstáculos para debutar en Grandes Ligas en el 2013 a los 26 años.

Gattis posiblemente comparta mucha de la receptoría con el segundo cátcher del equipo, Gerald Laird. Pero hay otra opción en camino en un futuro más cercano que lejano. Se trata del panameño Christian Bethancourt, quien ha participado en el Juego de las Futuras Estrellas dos años consecutivos y es el prospecto número 3 de los Bravos, según MLB.com.

El istmeño nunca ha pasado de Doble-A en el sistema de Atlanta, aunque la temporada pasada sí agotó un turno con el equipo grande, ponchándose.

Con los Tigres del Licey en la República Dominicana este invierno, Bethancourt, de 22 años, bateó .226 en 16 juegos.

"Estamos abiertos…a veces hacemos planes para nuestros jugadores y para un pelotero en particular, y ellos nos cambian esos planes", comentó González. "Creo en la idea de que el jugador nos hará saber cuándo esté listo para jugar en Grandes Ligas.

"Si Bethancourt llega a los entrenamientos y como cuerpo de coaches nos sentamos y decimos, 'Wow, este muchacho está listo para jugar', no hay motivo para que vaya a Triple-A".

ROTACIÓN JOVEN
Ante la ida de Hudson, el cuerpo de abridores en teoría será encabezada por Kris Medlen, Mike Minor, el colombiano Julio Teherán y Brandon Beachy (volviendo éste último de una lesión en el codo derecho).

Hay talento…pero mucha juventud también. Si el gerente general Frank Wren no realiza ningún movimiento por reforzar ese grupo, así empezarán los Bravos el 2014.

"Si los entrenamientos empezaran mañana, vería bastante buena a nuestra rotación", dijo González. "Me siento bastante bien con eso".

En el caso de Teherán, el joven derecho tuvo una primera campaña completa bastante impresionante. El oriundo de Cartagena terminó con marca de 14-8 y efectividad de 3.20 en 30 aperturas y 185.2 innings. Permitió173 hits y ponchó a 170 bateadores, con 45 bases por bolas.

"Julio tuvo tremenda temporada", manifestó González. "Vimos al muchacho crecer como pitcher de Grandes Ligas. Envió el mensaje, 'Yo soy pitcher de Grandes Ligas' para estar en la rotación por muchos años".

FELIZ POR LA ELECCIÓN DE COX
González trabajó por varios años bajo Cox en Atlanta y sucedió al nuevo elegido al Salón como dirigente de los Bravos. El cubano estuvo entre los más contentos al ver reconocido por el Comité de la Era de Expansión a Cox, junto a Tony La Russa y Joe Torre.

"La gente lo conoce como manager, pero yo lo conozco como un padre, un papá mío, un mentor y estoy muy orgulloso de él", manifestó. "La organización entera está bien contenta de que Bobby vaya al Salón de la Fama".