Dave Dombrowski, GG de los Tigres. (Paul Sancya/AP)

ORLANDO, Florida - El gerente general de los Tigres, Dave Dombrowski, podría estar en la mejor posición de cualquiera de sus homólogos de la Liga Americana.

Tiene un equipo con muy pocos huecos y que viene de llegar hasta el Juego 6 de la Serie de Campeonato de la Liga Americana. Ahora Brad Ausmus tomará las riendas en la cueva, sucediendo a Jim Leyland.

Dombrowski quisiera agregar a un cerrador y tal vez algo de ayuda para la banca. Si se va el segunda base venezolano Omar Infante vía la agencia libre, dicha posición tendrá que analizarse de alguna forma. Pero más que otra cosa, el ejecutivo quisiera volver a ver a su equipo completo para saber qué tan buenos son los Tigres.

Nadie en la organización hará excusas por perder la Serie de Campeonato ante los Medias Rojas, pero todos se preguntan cómo hubieran sido las cosas si el venezolano Miguel Cabrera hubiera estado en plena salud o si el relevista y también venezolano Bruce Rondón no se hubiera lesionado durante la última semana de la temporada regular.

"Creo que tenemos suficiente calidad para ganar", dijo Dombrowski. "Tenemos que encontrar a un cerrador y creo que lo haremos. Pero vemos bien a nuestro club. Creemos que tenemos la oportunidad de ganar. Miren lo cerca que estuvimos este año".

Cabrera bateó .262 durante la postemporada mientras luchaba con una serie de lesiones. El tercera base no quiso citar las molestias como excusa y hasta rehusó hablar de ellas. Pero definitivamente, no fue ni la sombra del pelotero que probablemente sea elegido el Jugador Más Valioso de la Liga Americana por segundo año seguido.

De su parte, la ausencia de Rondón desde finales de la campaña fue algo que pasó algo desapercibido. A pesar de los problemas que tuvo al principio del año, ya para septiembre había aprendido a controlar su recta de 98 millas por hora y se había convertido en lo que visualizaba Dombrowski.

En sus últimas 15 presentaciones, Rondón tuvo efectividad de 1.23 con seis bases por bolas y 18 ponches en 14.2 innings. Unos dolores en el codo derecho le pusieron fin a su año.

"Creo que la realidad es que perder a Rondón fue grande", dijo Dombrowski. "No es excusa, porque siempre se pueden mejorar las cosas. Pero la gente no habla de eso. Lo perdimos en un momento en que no pudimos reemplazarlo, porque fue en septiembre.

"Estaba tirando muy bien", continuó el GG. "Recuerdo que cuando jugamos contra Boston, (el dominicano David) Ortiz dijo que 'ese material fue tan bueno como lo que he visto todo el año' al referirse al de Rondón, luego de ser ponchado por éste.

"Entonces, no contábamos con (Rondón). Creemos que nuestro bullpen hubiera estado bien con él. Es lo mismo cuando se habla de un Cabrera al 100%. Siempre se puede mejorar, pero veo bien dónde estamos".

Si Dombrowski agrega a un taponero vía la agencia libre, podría cambiar a uno de sus seis abridores para conseguir ayuda en otras áreas. En cuanto a los informes que indican un posible canje de Max Scherzer-quien será agente libre luego del 2014-el ejecutivo no comunicó mucho.

"Contamos con seis abridores cuando incluyes a (Drew) Smyly", manifestó. "No estamos buscando cambiar a nadie necesariamente. Siempre tenemos la mente abierta a ver qué nos conviene más".

Un área interesante para los Tigres es el jardín izquierdo. Leyland puso como titular a seis jugadores diferentes en dicha posición. En la primavera del 2014, el joven Nick Castellanos tendrá la oportunidad de ganarse el puesto.

"Ahora mismo le estamos dando la oportunidad de hacer nuestro club", dijo Dombrowski. "El jardín izquierdo fue donde realmente no contamos este año con un solo pelotero. Estamos pensando que (Castellanos) tiene la oportunidad de ganarse el puesto o por lo menos bastante tiempo de juego allí.

"También contamos con complementos como (Andy) Dirks y (Don) Kelly para acompañarlo. Vemos bien (a Castellanos). Pensamos que está listo para jugar".