Robinson Canó. (Frank Franklin II/AP)

ORLANDO, Florida -- Los Yanquis de Nueva York podrían desistir de la puja para conservar los servicios del intermedista dominicano Robinson Canó, quien se ha declarado agente libre, reconoció el martes el gerente general del equipo, Brian Cashman.

"Creo que él ama el dinero; pienso también que vamos a hacer una oferta sustancial, pero alguien más podría llegar y hacer una propuesta mucho más jugosa", dijo Cashman durante el encuentro entre gerentes generales de los equipos de las Grandes Ligas. "Así funciona esto".

Cashman dijo que sus comentarios se basan en una mera percepción personal, y reconoció que Canó estaría en su derecho de mudarse, dado que es agente libre.

"Esto no es indebido en absoluto", precisó. "Es lo que hace que Estados Unidos sea el mejor lugar del mundo. Tenemos que competir por ello. Me siento afortunado por el hecho de que podamos competir con firmeza por el jugador, pero el valor que le asignemos puede ser muy diferente al que alguien más le otorgue. Si es así, lo perderemos".

Canó busca un convenio por 10 años y al menos unos 300 millones de dólares.

"La mejor forma de manejar este proceso consiste en hacer la mejor propuesta y asumir las consecuencias, y si no es suficientemente buena, me sentiré conforme con eso. Cualquiera que sea esa propuesta de mi parte, va a ser muy buena, como debe ser para retener al jugador", dijo Cashman. "Desde luego que tenemos mucho interés por retenerlo... él tiene la oportunidad de ser el primer pelotero nacido en República Dominicana con su número inscrito en el parque monumental, y eso es algo grande, muy grande. Pero sé que hará falta mucho para hacer que esto ocurra".

Cashman no espera que Canó tome pronto una decisión.

El gerente general no ha descartado la posibilidad de contratar a peloteros relacionados con el escándalo de la clínica Biogenesis, que ofrecía tratamientos contra el envejecimiento pero ahora está cerrada y acusada de ofrecer sustancias dopantes. El caso derivó en la suspensión de 14 jugadores por infringir la política antidopaje de la liga.

"Tenemos muchos huecos que llenar, así que vamos a explorar cada opción que esté disponible", dijo Cashman. "Evidentemente, todos los antecedentes son relevantes, pero desde luego que tendremos una mentalidad abierta".

Cashman planea ofrecer un convenio al receptor venezolano Francisco Cervelli, suspendido por 50 juegos como parte de la pesquisa sobre Biogenesis.

Los Yanquis quieren hacerse de dos lanzadores estelares, para que se sumen a una rotación que incluye a CC Sabathia y al dominicano Iván Nova. El japonés Hiroki Kuroda no ha anunciado si volverá para la próxima campaña.