Hola, Boston.

Bienvenidos nuevamente al centro del universo del béisbol. Todas las miradas estarán puestas sobre el Fenway Park cuando la Serie Mundial regrese a esta ciudad para el Juego 6 del miércoles y el séptimo y decisivo encuentro del jueves, de ser necesario.

Los Medias Rojas vencieron a los Cardenales por pizarra de 3-1 en el Juego 5 y ahora se encuentran a un triunfo de otro título de la Serie Mundial. El toletero de Boston David Ortiz, quien batea para .727, y el right fielder de los Cardenales Carlos Beltrán están teniendo una serie para recordar.

Y podría ser aún mejor.

"Es positivo contar con la experiencia que hemos tenido en los últimos años, muchos de mis compañeros han estado aquí antes que yo", dijo Beltrán. "Recientemente, ellos han estado en situaciones en las cuales han confrontado muchas dificultades y han podido superarlas. Nadie ha dicho que esta serie iba a ser fácil, y sabíamos que Boston iba a salir jugando duro. Eso es lo que han hecho, han jugado al tope de sus capacidades y han encontrado una forma de ganar. Ahora esta serie regresa a Boston, pero a la vez sabemos que podemos ganar allá".

Sí, está loca serie se ha puesto mucho más interesante. Los Cardenales enviarán a Michael Wacha a la lomita en el Juego 6. Los Medias Rojas harán lo propio con John Lackey.

"Creo que todo comienza con la mentalidad de asumir que es un gran reto", dijo el manager de los Cardenales Mike Matheny. "Es una gran oportunidad para nosotros de salir y demostrar que clase de equipo somos en cuanto a nuestra fortaleza mental. Pienso que ahí es donde comienza todo. Y luego se trata de la ejecución. Tendremos que poner a Michael (Wacha) en el terreno y que lance un gran partido".

Wacha apenas ha permitido tres carreras limpias en 27 innings este mes, y ha limitado a sus oponentes a un promedio de bateo de .122. Se ha convertido en el décimo séptimo pitcher en la historia en llevarse el triunfo en por lo menos cuatro encuentros en una misma postemporada.

"Estamos ansiosos de jugar este partido", dijo Beltrán. "Creo que demostramos al ganar en el segundo juego en Boston, que somos capaces de triunfar allí. Todo se trata de encontrar una forma de vencer en el próximo partido y conseguir llevar la Serie a siete juegos".

Ha sido toda una montaña rusa. Esto es lo que hemos visto hasta ahora:

El Juego 1 en Fenway Park fue uno que los Medias Rojas adoraron y los Cardenales quisieran olvidar. El as de San Luis Adam Wainwright confrontó dificultades en la loma y sus compañeros jugaron una pobre defensiva, algo poco usual en ellos. El resultado fue una victoria para Boston por marcador 8-1 lo cual les dio una temprana ventaja en la serie.

Los Cardenales repicaron en el Juego 2, gracias al novato abridor Michael Wacha y un sólido esfuerzo por parte del bullpen, los pájaros rojos empataron la serie con un triunfo con pizarra 4-2.

Luego la Serie tomó un giro alocado en San Luis. Los Cardenales ganaron el Juego 3 por score de 5-4 cuando Allen Craig pisó el home plate luego que los árbitros decretaran obstrucción en tercera base en la parte baja del noveno inning. La siguiente noche, los Cardenales estaban en pleno rally con par de outs en el noveno episodio pero Kolten Wong fue atrapado fuera de la primera base para preservar el triunfo de Boston por marcador 4-2 y empatar la serie a dos juegos por lado. Jonny Gomes conectó un importante cuadrangular de tres anotaciones para el triunfo de los Medias Rojas.

En el quinto juego, los Medias Rojas vencieron a Wainwright nuevamente, en esta ocasión gracias a Ortiz, David Ross y Jacoby Ellsbury, por pizarra de 3-1 y así tomar otra vez el liderato de la serie. ¿El único punto negativo en el triunfo de Boston? Ortiz parece confrontar problemas con su pierna y fue removido del juego poco tiempo después que se fajara con un sencillo al llegar a la inicial. Sin embargo, no esperen que deje de jugar ni un sólo inning.

"He estado jugando en el terreno los últimos tres días, no estoy acostumbrado a ello y es un juego totalmente diferente", dijo Ortiz. "Pero hay que hacer lo que se debe hacer, especialmente en este escenario. La Serie Mundial. Hay que aportar con el fin que tu equipo gane. Como dicen por ahí, sin dolor no hay ganancia".

Boston, ¿estás preparada? El Big Papi lo está.

"Les digo, va a ser un ambiente muy ruidoso. Nuestros aficionados son aficionados al béisbol", dijo Ortiz. "Aman el juego y adoran la forma como lo hemos abordado cada día. Y estoy bien seguro que vamos a tener mucho ruido en ese estadio".