SAN LUIS -- Carlos Beltrán estaba decidido a mantenerse en la alineación, aún con las costillas lastimadas.

El jardinero derecho de los Cardenales de San Luis se lastimó en su primer juego de Serie Mundial tras chocar con la barda mientras perseguía un batazo de David Ortiz que amenazaba con convertirse en jonrón con las bases llenas. Pero a Beltrán le administraron un analgésico y en el segundo de la serie impulsó una importante carrera con un sencillo, lo que contribuyó al triunfo de 4-2 y que la serie se empatara a un juego por bando.

"Tendrían que matarme para sacarme de la alineación", dijo Beltrán, que no pudo ser disuadido por la lesión que hizo que lo llevaran al hospital el miércoles.

Jugadores que durante la temporada regular descansan debido a lesiones similares resisten más para mantenerse en el campo durante octubre.

"Al final, creo que si algo así pasara en la temporada regular el manager sería más cauteloso y me dejaría descansar", dijo Beltrán.

Aquí un vistazo a otros jugadores que han soportado lesiones durante la Serie Mundial.

CURT SCHILLING: Después de desgarrarse el tendón del tobillo derecho en la Serie de Campeonato de la Liga Americana en 2004, a Schiller le aplicaron una inyección de analgésicos y permitió seis carreras en el primero de la serie contra los Yanquis. Los Red Sox adelantaron un día su siguiente salida y los doctores tuvieron que suturarle el tendón temporalmente para evitar que se desprendiera. Le aplicaron otra inyección y ganó el sexto juego aunque en su media se notaba la sangre que le salía de la herida. Por la mañana del segundo juego de la Serie Mundial contra San Luis dijo: "No iba a lanzar. No podía caminar, no podía moverme". Los doctores volvieron a coserlo y concedió cuatro hits y una carrera sucia en otra victoria, con lo que los Medias Rojas barrieron en la serie y se llevaron su primer título desde 1918. "Deseo que todos en este mundo pudieran sentir lo que yo he sentido en este día", dijo Schilling.

PAUL O'NEILL: Durante la postemporada de 1996 el jardinero de los Yankees jugó con desgarre en el muslo que lo hacía cojear notoriamente, pero eso no le impidió hacer una atrapada sobre la carrera en el jardín central a un batazo de Luis Polonia con dos en base que preservó la victoria de los neoyorquinos por 1-0 y les dio una ventaja de 3-2 sobre Atlanta. "Creí que estaba mal de la pierna", dijo Polonia. "Pensé que iba a lograr un hit".

KIRK GIBSON: El jonronero de los Dodgers de Los Ángeles se torció la rodilla derecha al barrerse en segunda base durante el séptimo juego de la Serie de Campeonato de 1988 contra los Mets de Nueva York. Tres días después, tras la aplicación de una inyección de cortisona y analgésico, recorrió las bases rengueando luego de batear un jonrón de dos carreras en la novena entrada contra Dennis Eckersley lo que dio la victoria 5-4 a los Dodgers en el primero de la serie. Los Ángeles ganó en cinco juegos, su última victoria en la Serie Mundial. "Trataba de practicar el bateo en mi sala y apenas podía mover el bate", dijo Gibson.

GRAIG NETTLES: El tercera base de los Yankees se fracturó el pulgar izquierdo en el segundo juego de la Serie Mundial contra los Dodgers en 1981, al caer sobre su mano cuando trataba de alcanzar un batazo de Bill Russell que se fue de hit al jardín izquierdo. Después de una semana de descanso, Nettles regresó para el sexto y bateó de 3-2 con un doble aunque los Dodgers ganaron el campeonato.