Panamá enfrentará el martes en otro duelo de vida o muerte a Taiwán

SOUTH WILLIAMSPORT, Pensilvania -- Jean Mar Sánchez conectó un jonrón de tres vueltas y produjo cuatro carreras en total, mientras que Edgardo Rosales y Juan Crisp admitieron apenas un hit en forma combinada para que Panamá se mantuviera vivo en la Serie Mundial de Pequeñas Ligas al aplastar el lunes 12-0 a Canadá.

El equipo panameño de Aguadulce enfrentará el martes en otro duelo de vida o muerte a Taiwán, que en la jornada venció 6-4 a Puerto Rico y lo eliminó de la contienda. Canadá quedó también fuera.

Así, la novena canalera se recuperó tras la paliza de 13-0 sufrida la víspera ante México.

"Hablé con los chicos la noche anterior y esta tarde, para que se olvidaran de ese juego2, dijo el manager Luis González. "No hay nada que pueda hacerse ya sobre la derrota con México".

El campocorto Juan Cornejo se mostró impresionado con la respuesta del equipo.

"Ahora jugamos como lo hicimos en los regionales", dijo. "Es la primera vez que jugamos tan bien aquí en Williamsport".

Rosales ponchó a cuatro bateadores en dos entradas y dos tercios, mientras que Crisp abanicó a dos en un relevo de un episodio y un tercio.

Panamá anotó seis veces entre la segunda y la tercera entrada. Rosales abrió la ofensiva con un cuadrangular en solitario, antes de que Rafael Eysseric añadiera un triplete de dos carreras.

Sánchez sacudió impulsó una carrera con un sencillo y Crisp añadió otro hit de una base, que produjo otro par de rayitas, en el segundo inning.

Carmelo Cruz recibió un boleto que derivó en una carrera, Cornejo conectó un doblete que remolcó otro par y Sánchez disparó su vuelacerca en el tercer acto.

Jack Walsh conectó el único hit de Ottawa, el equipo canadiense.

Más temprano, Taiwán remontó una desventaja de tres carreras para doblegar a los boricuas.

La novena taiwanesa de Taoyuan (2-1) se mantuvo así con vida en la fase internacional del certamen. El campeón de la zona Asia-Pacífico había caído 3-2 ante Japón el martes y debió disputar este juego de vida o muerte contra el equipo boricua de San Lorenzo.

Huang-Chao-Wei remolcó dos carreras con un sencillo, durante un racimo de cuatro rayitas en el cuarto episodio. Lan Huai-Chein conectó un doblete y anotó en el quinto acto.

Puerto Rico (1-2) puso emocionante el encuentro hasta el último turno al bate. Anotó cuando había dos outs, gracias a un boleto a Édgar Báez, con las bases llenas, pero Robert Addarich pegó un rodado al lanzador para que concluyera el duelo.

El abridor puertorriqueño Leonardo Lizardi golpeó a cuatro bateadores hasta la cuarta entrada, con lo que empató un récord de la serie para un partido. La marca ha sido alcanzada en seis ocasiones.

En la otra llave del certamen, Corpus Christi se impuso 5-2 a Perth, Australia; Sammamish superó 6-5 a Iowa, y Nashville aplastó 10-0 a Newark, para eliminarlo.