Yasiel Puig

PASADENA -- Si Lorena Ramos tiene alguna influencia, el novato cubano Yasiel Puig de los Dodgers ganará la votación de los aficionados para que participe en el Juego de Estrellas.

Ramos, de 38 años, calcula que ha enviado unos 5.000 mensajes de texto en favor de Puig para asegurar que ocupe el último sitio disponible en el roster del equipo de la Liga Nacional para el partido de la próxima semana en el Citi Field de Nueva York.

La aficionada enviaba mensajes por su teléfono el martes por la noche mientras observaba el partido de los Dodgers como visitantes en Arizona. Estaba en el restaurante Barney's Beanery en el centro histórico de Pasadena junto con otros aficionados vestidos de blanco y azul.

"(Puig) es emocionante. Le inyecta mucha energía al juego", dijo Ramos, de la ciudad de South Gate.

El evento para ver el partido y votar fue el segundo de tres organizados por los Dodgers en los alrededores de Los Angeles para darle a Puig un impulso final en las votaciones, que concluyen el jueves a la 1 de la tarde tiempo del Pacífico.

Y lo necesita.

Puig iba detrás de Freddie Freeman de los Bravos de Atlanta --quien se ubica en primer lugar-- el martes en la mañana, cuando más de 33,2 millones de votos habían sido enviados.

"Voto todos los días hasta que me canso", dijo Priscilla Cabrera del vecindario de Silver Lake, que traía la cara pintada de azul, rojo y blanco con el número 66 de Puig en color blanco en su mejilla derecha. Traía un letrero que afirmaba en español: "¡Sí se Puige!"

Cabrera utiliza su teléfono celular y su iPad para votar. Calcula que ha elegido el código de Puig más de 1.000 veces.

"Desde que llegó a los Dodgers ha tenido este impacto que ha sacado a todo el equipo del bache en el que estaba", afirmó la estudiante universitaria de 20 años.

El inicialista mexicano Adrián González, cuyo armario está junto al de Puig en el vestuario de los Dodgers, es candidato para el último sitio en el roster de la Nacional, pero ya le dio su respaldo y su voto al cubano.