Delmon Young forma parte de una ofensiva de Filadelfia que busca mejorar. (AP)

Parecía que todo el mundo había coronado a los Nacionales como campeones de la Serie Mundial del 2013 mucho antes del Día Inaugural.

Washington era un equipo sin debilidades.

Mientras tanto, los Filis tenían muchas debilidades. Ya estaban viejos. Tenían una ofensiva sin mucho trueno. Uno de sus ases parecía estar camino a un declive.

La teoría de muchos era que si toda le salía bien, Filadelfia tendría unas ligeras posibilidades de clasificar para los playoffs. Entre los Filis y los Nacionales, la única interrogante era a cuántos juegos estarían los primeros de los segundos en el Este de la Liga Nacional.

Resulta que están separados por un solo partido. De hecho, los Nacionales ni siquiera están en el primer lugar.

"Creo que podemos ganarles", dijo el zurdo de los Filis, Cliff Lee, al referirse a la venidera serie entre ambos equipos. "Creo que podemos ganarle a cualquiera cuando estamos jugando bien. No le tenemos miedo (a Washington)-ni a cualquier otro equipo, realmente. Si ejecutamos y hacemos lo que sabemos hacer, podemos ganarle a cualquiera."

En los primeros 47 partidos de la temporada, los Filis (23-24) se han visto inconsistentes, sobre todo en el bateo. Han anotado dos carreras o menos en 18 juegos y tres o menos en 26.

Esa falta de apoyo ofensivo ha provocado que el gerente general de Filadelfia, Rubén Amaro Jr., haya tenido que contestar muchas preguntas acerca del futuro del equipo. Dichas preguntas incluyen dudas sobre el destino de sus mejores jugadores, su manager y el cuerpo de coaches, a pesar de que los Filis han ganado siete de sus últimos 10 compromisos.

Son preguntas justas. A pesar de que Filadelfia está a un solo juego de Washington, a 5.5 del puntero Atlanta y a 5.5 del segundo comodín de la Liga Nacional, es innegable que la ofensiva debe mejorar si Filadelfia va a tener posibilidades legítimas de clasificar.

Tal vez el peor escenario imaginable sea el de los Filis más o menos en la pelea para el 31 de julio, fecha límite para realizar cambios sin que los jugadores pasen por la lista de waivers.

¿Sería Filadelfia un "comprador" para esa época un récord apenas en .500?

¿Y cómo podría ser un "vendedor"?

"Veo el equipo nuestro como un contendiente", dijo Amaro. "Mi trabajo es ser contendiente todos los años, estén los peloteros viejos o jóvenes o lo que sea. Tenemos que encontrar la combinación indicada de jugadores para competir todos los años, competir por el título del Este de la Liga Nacional y también la Serie Mundial.

"Sí, nuestro núcleo de jugadores no se está poniendo joven, pero eso no significa que no puedan ser productivos ni que no podamos tratar de encontrar jugadores, sea de manera interna o desde fuera de la organización, para cubrir las deficiencias que tengamos."

Amaro Jr. sigue confiando en el grupo existente en Filadelfia.

"Aún tenemos buenos peloteros", manifestó el ejecutivo. "Por la razón que sea, no hemos agarrado el ritmo, sobre todo en la ofensiva. Seguimos creyendo que pueden hacerlo, pero hasta ahora no lo han hecho. Ahora mismo estamos dispuestos a esperar, porque nadie se ha despegado para adueñarse definitivamente de la división. Estamos dispuestos a esperar…tendremos que decidir cuánto tiempo esperaremos. Pero ahora mismo creo que somos compradores."

De su parte, los fanáticos piden que alguien asuma la responsabilidad por lo ocurrido con los Filis, lo cual significa mucha presión para el manager Charlie Manuel.

"Todos estamos juntos en esto", dijo Amaro Jr. "Todos somos responsables por lo que ocurra en el terreno, incluyéndome a mí. Dijimos lo mismo con Charlie durante el invierno. No vamos a hacer nada con Charlie hasta después de la temporada. Charlie tiene un historial de muchos éxitos en la segunda mitad de las campañas."

Un buen fin de semana en Washington podría significar mucho para los Filis. Podría encaminarlos por el sendero positivo.

"Honestamente, no he seguido (la trayectoria de los Nacionales)", dijo Lee. "Entonces, no sé cómo van, ni me importa, para ser honesto. Estoy enfocado en las cosas que tengo que mejorar. Tenemos que hacer lo nuestro. Y si hacemos eso, podremos ganarle a cualquiera."