Everth Cabrera. (Denis Poroy/Getty Images)

CHICAGO - Luego de batear a lo largo de todo el lineup de San Diego en 115 juegos el año pasado, el shortstop nicaragüense Everth Cabrera se ha asentado como primer bate de los Padres.

En sus primeros 27 partidos, Cabrera ha arrancado como primer bate en 19 de ellos. En esos encuentros, el campocorto batea para .270 con dos dobles, dos triples, un jonrón, dos producidas, cuatro bases robadas y 10 anotadas. Tiene promedio de .233 en ocho juegos como segundo bate.

"Se siente extremadamente motivado para ser primero en el orden y batear en la parte alta de la alineación", dijo el manager Bud Black. "Confía mucho en su juego, algo bien importante".

Cuando Cabrera arranca de primer bate, el nicaragüense cuenta con un porcentaje de embasarse de .379 y un porcentaje de embasarse más slugging de .771. Cuando comienza de No. 2, su porcentaje de embasarse cae a .303 y su porcentaje de embasarse más slugging a .670. Hasta el jueves, sus 12 pasaportes recibidos empatan en la segunda posición en la Liga Nacional y en la cuarta en Grandes Ligas.

"Necesitamos que se embase, entonces el porcentaje de embasarse es bien importante", concluyó Black.