Wilín Rosario. (JACK DEMPSEY/AP)

DENVER - El receptor dominicano Wilín Rosario no ha llamado mucho la atención detrás del plato este año, a diferencia de su campaña de novato en el 2012, en la que encabezó a los cátchers de Grandes Ligas con 21 passed balls y 13 errores defensivos.

Rosario llegó al miércoles sumando dos passed balls y un error en 14 partidos como receptor esta temporada.

"Desde el punto de vista técnico, está atrapando mejor la bola y está manteniendo más bajo el guante", dijo el coach de la receptoría de Colorado, Jerry Weinstein. "Ha logrado bajar las manos entre las rodillas. Está más relajado; estaba tenso físicamente el año pasado".

El quisqueyano llegó al partido del miércoles contra los Bravos con un promedio de .298, cuatro jonrones y 14 remolcadas.

"Sus destrezas son increíbles", dijo Weinstein. "Su habilidad atlética, su agilidad, su poder, el poder natural de su brazo - tiene todo lo que se necesita para brillar de ambos lados".