Ubaldo Jiménez.

CLEVELAND - Los Indios no se dejarán llevar por el pánico ante una sola jornada decepcionante del dominicano Ubaldo Jiménez.

"Tenemos que tolerar más que una mala apertura", dijo el manager de Cleveland, Terry Francona. "De lo contrario, estaríamos cometiendo un gran error".

En la derrota por 11-6 ante los Yankees el lunes, Jiménez cedió siete carreras y siete hits en apenas 4.1 innings de labor por la Tribu. Ponchó a cuatro bateadores y otorgó tres boletos. Fue una gran diferencia en comparación con su primera apertura de la campaña, en la que limitó a los Azulejos a una carrera y tres hits, ponchó a seis bateadores y regaló dos bases por bolas en seis entradas.

Jiménez, quien encabezó la Liga Americana en derrotas (17) el año pasado y tuvo foja de 1-10 con promedio de carreras limpias de 6.63 en sus últimas 14 salidas del 2012, reconoció tras su apertura ante Nueva York que le preocupa su desempeño.

"Un poco, definitivamente", dijo Jiménez. "Porque quieres seguir con el impulso. Me fue bien en Toronto, pero es temprano en la temporada. Me tengo que preocupar por mi próximo juego. Tengo que olvidarme de éste".

Francona explicó que la mecánica de Jiménez lució desastrosa desde el principio del partido vs. los Yankees. Quizás haya influido que la velocidad en el radar del Progressive Field estuvo entre 2.6 y 2.8 millas por hora menos para todos los lanzadores, según el diario Cleveland Plain Dealer.

"Estaba con el cuerpo muy abierto", dijo Francona. "Su dirección hacia el plato no fue muy buena. Algunos lanzadores se adaptan mejor que otros durante los partidos. Otros lo hacen cuando tiran sus sesiones de bullpen. Al abrirse tanto el cuerpo (el lunes), les dio a los bateadores zurdos la oportunidad de ver bien la bola y le robó el elemento de engaño, el movimiento hacia abajo y la precisión, como vieron.

"Tenemos trabajo por hacer cuando tire su sesión de bullpen. Pero fuera de ahí, creo que jamás queremos desamparar a nuestros muchachos. Queremos ayudarlos a que sean mejores".