Bartolo Colón. (Darron Cummings/AP)

PHOENIX - Bartolo Colón es un hombre de pocas palabras. Cuando habló con los medios el martes-sus primeras declaraciones desde que fue suspendido por dopaje el pasado 22 de agosto-su mensaje fue corto, sencillo y directo.

"Lo único que puedo decir sobre el año pasado es que les pido disculpas a todos-los fans, mis compañeros y la directiva", dijo Colón, derecho de los Atléticos de Oakland.

Aunque el dominicano no tiene previsto convocar una reunión con el equipo ni nada por el estilo, sí iba a hablar con cada integrante del equipo, algo consultado con el manager Bob Melvin.

"Creo que era lo correcto", dijo Melvin. "Él no es alguien que vaya a convocar reuniones; no va con su personalidad. Su forma es hablar con los muchachos de manera individual y creo que ha hasta ahora ha hecho eso."

Aunque no fue suspendido de manera oficial hasta la tercera semana de agosto, Colón supo de su prueba positiva por dopaje seis semanas antes de eso. Aunque en ese lapso el quisqueyano tuvo 3-1 con efectividad de 1.88, Colón dijo que la suspensión inminente sí lo estaba afectando.

"Mi mente no estaba ahí", dijo. "Ya sabía desde hacía un mes y medio lo que iba a pasar."

Los abridores de Oakland terminaron con récord de 22-11 ante la ausencia de Colón. Aunque el derecho expresó que estuvo contento de que el equipo siguiera ganando en la recta final, se decepcionó al perderse el empuje hacia el título divisional de la División Oeste de la Liga Americana.

"Por eso me siento tan mal", dijo Colón. "No pude ser parte del equipo para los playoffs y el resto de la temporada."

Antes de su suspensión, Colón tuvo 10-9 con promedio de carreras limpias de 3.43 en 24 aperturas. A pesar de no lanzar una campaña completa, el 2012 fue la primera vez que el dominicano alcanzó cifras dobles en victorias desde que ganó 21 juegos con los Angelinos en el 2005, rumbo al premio Cy Young del Joven Circuito. Su efectividad también fue la mejor que registraba desde el 2002.

Algunas personas creen que los números de Colón fueron el resultado de las sustancias para aumentar el rendimiento; el lanzador de 39 años no dijo nada para refutar esa idea. Sin embargo, al preguntársele si podía tirar buena pelota sin esos "suplementos", el dominicano dijo que se siente bien del cuerpo.

"Me preparé muy bien antes de la pelota invernal, porque todo el mundo sabía que había estado ausente durante dos meses", expresó. "Estuve bien preparado para la pelota invernal."

Colón lanzó con las Aguilas Cibaeñas en la Liga Dominicana, permitiendo siete carreras limpias en 13.2 entradas.

El diestro ha pitchado con siete equipos de Grandes Ligas en un total de 16 temporadas, pero señaló que no tuvo contacto con otros clubes antes de renovar con los Atléticos en noviembre.

"Se siente bien porque el equipo me está apoyando luego de todo lo que pasó el año pasado", expresó Colón. "Estoy contento porque el equipo me dio la oportunidad de regresar."

A Colón le quedan cinco juegos de su suspensión, pero se espera que el quisqueyano se una a Brett Anderson, Jarrod Parker y Tommy Milone en la rotación de Oakland. Según Melvin, la decisión de traer de regreso a Colón fue fácil, debido a la impresión que ya había dejado el dominicano en los Atléticos. "Sabíamos la calidad de persona que era, por lo que vimos el año pasado", dijo el capataz. "Era un gran recurso aquí. Nunca dio problemas, siempre hacía lo que se le pedía y estaba ahí para los jóvenes cuando le hacían preguntas. No es la persona de más palabras, pero pone el ejemplo."